Los autores de El FIN DEL MUNDO nos hablan de sus cuentos apocalípticos

La presentación del libro "FIN DEL MUNDO", cuentos apocalípticos  es HOY miércoles 6 de junio, 7 pm en el Instituto de méxico, por eso conversamos con los autores sobre estas dos preguntas:  - ¿En qué se basó para escribir su cuento?

y  ¿cuál es el argumento del cuento, y cómo lo explicaría de forma tal que invite su lectura a  los lectores?

Miren las respuestas y acompañen a estos autores este miércoles y disfruten de este interesante  libro:

 

 

Alexander Obando:

1-En el texto de un estadounidense sobre las drogas. El personaje alucinaba con renos y me pareció fascinante tomar ese tema y expandirlo en otro sentido y espacio.

2-Es la oposición de dos mundos fundamentales para el personaje. Conforme el fin del mundo avanza, también avanza su lucha por permanecer en uno de ellos.

 

Fabián Porras:

 

1- La idea vino una noche luego de escribir un cuento para el concurso, el cuál no me convencía mucho. Necesitaba una idea original y nueva de acabar con el mundo. Y, pues, simplemente, cansado y a punto de irme a dormir, vi una imagen de un niño asomando su cabeza por un hoyo en el suelo. Antes había recibido la idea de un amigo, sobre vida inteligente en el centro de la Tierra, e inmediatamente conecté ambas cosas. Fue una lástima no poder descansar mucho esa noche al ponerme a escribir la historia cuando tenía pensado dormir, pero valió la pena. Es verdad que las mejores ideas e historias surgen en momentos poco indicados.

2-Mi cuento trata de una pequeña civilización indígena que ha sobrevivido intacta, secreta y oculta a lo largo de la historia. La creencia de sus dioses se ve materializada en diez niños de ojos blancos, llamados los Contactos, capaces de conversar con ellos y darles órdenes. A lo largo del cuento vagamos por la mente de Opacho, uno de los diez Contactos. Un niño en cuya mente se crea un debate sobre lo que es correcto y lo que sus acciones han traído al mundo, porque de él precisamente, dependerá su fin.

 

Alfredo Pizarro:

1-Antecedentes del relato: Cuando se habla del Fin del Mundo, la gente tiende a pensar en catástrofes naturales y castigos divinos, todos influencias externas, sin reparar en el daño que hacemos a nuestros mundos internos en el ajetreo y materialismo de la vida moderna. En este escenario, un “fin del mundo” más bien representa un alivio ante los mil y uno requerimientos de dinero, status social, belleza física, competitividad profesional, a los que se ve sujeta la persona urbana occidental del siglo XXI. En mi relato el protagonista se convierte en profeta y adquiere conciencia del irremediable fin de los tiempos, pero al mismo tiempo, al menos por unas horas, recupera la inocencia y sencillez de la infancia a través de una experiencia simple y personal.

 Al mismo tiempo, quise hacer una actualización su textual del mito del profeta Elías, quien preside sobre los espacios silenciosos y elevados, como el de la última escena del cuento. Elías es además considerado el más introspectivo de los profetas judeocristianos y, según el mito, regresará a la Tierra justo antes del Fin del Mundo.

2- Argumento del cuento: El relato sigue un día en la vida de un profesional joven y exitoso, que ha buscado en el dinero, el ascenso social y su perfeccionamiento físico el reconocimiento que sus humildes orígenes familiares le habrían negado en otras circunstancias. En el camino hacia el éxito, Elías ha ido dejando su inocencia y su simplicidad, lo cual le pesa todos los días de su vida. Justo el día en que todos sus esfuerzos fructifican, habiendo logrado un ascenso profesional, la novia perfecta y la admiración de todos los que lo rodean, despierta con el conocimiento de que el mundo se acabará esa misma noche. Dado que es una persona fría y racional, intentará llevar su vida normalmente, hasta que el peso de todas sus decisiones y la certeza del Fin de Mundo fracturarán su vida pero le harán ver antes del fin  lo que es realmente importante. A solas, sin necesidad de posar ni aparentar, Elías se enfrentará a un Fin del Mundo quedo y plácido, que tanto puede ser el tan temido fin de los tiempos como una epifanía personal y el inicio de una nueva vida. El lector decide.

 

Iván Molina:


1. Dioses en el exilio resultó de la mezcla de dos textos ("Los dioses en el exilio", de H. Heine y El castillo de los Cárpatos, de J. Verne) y una película, Salò, de Pasolini.

2. No es buena idea que un escritor explique a los lectores cuál es el argumento de un cuento o novela. Invitar a los lectores a aproximarse a un texto debe empezar por el título, de ahí en adelante, corresponde a los lectores decidir si continúan

 

William Martínez:

1-El cuento es la introducción a una colección más extensa de cuentos relacionados a alteraciones cerebrales que producen eventos e historias muy interesantes. Está diseñado para que el lector viva la pesadilla desde adentro y descubra que no todo es lo que parece, una y otra vez, dejando abierta una amplia posibilidad de más historias.

2-Victor despierta y al ser las 3 de la tarde y su casa está rodeada de una lava que, parece, ha consumido el resto del planeta, un planeta donde reina una obscuridad absoluta. Su única compañía es una vela, la casa vacía y la voz de un "espectro" que dice cosas que él no entiende. Echa de menos a su esposa, pues no se explica cómo es que ella no está a su lado. ¿Qué pasó realmente? ¿Es ese el fin del mundo? ¿Realmente está solo en esa casa llena de voces? Víctor pronto descubrirá que las cosas no son lo que parecen, que hay más cambios de los que él se imagina, y el lector aprenderá que el infierno que Víctor vive no es nada comparado lo que nos espera.

 

Rebecca Demes:


1-Para escribir mi cuento me inspiré un poco en una situación familiar fuerte que vivimos cuando hace muchos años se anunciaron tres días de oscuridad; este acontecimiento afectó profundamente a un miembro de mi familia quien después de esto se prometió que nunca más se iba a “morir a la víspera” como solemos decir; basada en eso y en mi firme convicción en que las predicciones no hablan más que del fin de una era y que no necesariamente tienen que ser algo negativo, pero sólo si así lo decidimos; escribí un cuento que espero que enseñe que no debemos tomar decisiones extremistas acerca de cosas que ni siquiera han sucedido.

2-Las Doce del Veinte es un cuento que mezcla un acontecimiento real con la imaginación, relata la vida de un hombre al conocer sobre las profecías del fin del mundo y tomarlas en forma literal; todo esto desencadena una tragedia innecesaria. Aunque es un cuento que por su final podría decirse que es macabro, tiene la verdadera intención de comunicar al lector que no siempre es bueno adelantarse a los acontecimientos; que lo que pudiera parecer un fin, podría más bien ser un comienzo y que a pesar de que alguna situación no se vea bien, somos cada uno de nosotros los que al fin y al cabo decidimos de qué forma sobrellevar las circunstancias que se van presentando en nuestras vidas y quienes finalmente convertimos esas situaciones en positivas o negativas.


Mauricio Oviedo:


Respuesta 1: Bueno, me basé en cuatro cosas: primero, en tres primitos míos que juntos hacen al personaje principal del cuento, amantes de los superhéroes, Monster Trucks y el Internet; que no se cansan, nunca paran de hacer, jugar, hablar, correr, y gritar. Segundo: mi fascinación hacia las fábulas y los cómics. Tercero: mi fuerte creencia en que el planeta está sufriendo desde hace ya bastante tiempo, y por culpa nuestra. Cuarto: Beatriz, personaje de la novela primavera con una esquina rota de Mario Benedetti, que es una de las niñas que más me ha enseñado en la vida.

Respuesta 2: El cuento pretende mostrar cuáles son las reacciones al momento en que se empieza anunciar el fin del mundo, esto concentrado en una familia, y cuáles son las acciones a tomar de los personajes, todo narrado por el menor de la familia: Sebastián. Es un cuento que habla de personajes con los que nos encontramos día a día, o que vivimos con ellos, y siento que el lector se va a sentir identificado con los eventos que van sucediendo en el mismo.


Antonio Chamu:


1-No me basé en nada en específico, en realidad, es un cuento que nació para otra antología pero que por razones de tiempo no lo pude enviar, pero que se acomodaba a lo que Evelyn pidió, además que quería ser de los precursores de este tipo de historias, con ese tipo de personajes.

2-El argumento, es básicamente, y de forma simple, una epidemia que se sale de control, y que, de forma analógica, toca el aspecto más humano de las personas y sus reacciones en medio de la crisis. El título hace referencia al clímax del cuento.

 

Juan Saravia:


1.  Para escribir "La Visión", me basé en dos premisas fundamentales: el temor histórico-cultural a que el mundo sea destruido por medio del agua (normalmente un arquetipo de creación y vida) y una inversión paradigmática de la forma en que se perciben socialmente las visiones.

2.  El argumento: Tras levantarse una mañana y mirar a través de la ventana, Diana, una diseñadora gráfica, contempla con horror un tsunami de gigantescas proporciones que inunda la ciudad.  Después de haberse recuperado de su experiencia, descubre que ella no ha sido la única persona que observó la destrucción del mundo y, gradualmente, la visión del tsunami se convierte en el catalizador del colapso de la sociedad contemporánea.


José Roberto Saravia:


 1.  Me basé en la posibilidad de que el fin del mundo no sea un evento espontáneo, sino más bien un evento progresivo, causado tanto por mano humana como por fuerzas desconocidas.

2.  Once personas sobreviven escondidas a una serie de eventos que van destruyendo la sociedad, siendo una demencia súbita y con consecuencias mortales el último de ellos.  Un predicador, que se había escondido con ellos hasta hacía unos días, intenta convencerlos de que el peligro ya pasó y en sus intentos es objeto de una "revelación divina" sobre el comienzo de un nuevo mundo.


Rafael Ángel Herra:


1-El 'Salmo del Juicio Final' se inspira en el mito bíblico. Quise dar un efecto reiterativo a la rendición de cuentas.

2-Se cuenta en el relato cómo transcurre el Juicio Final un minuto después del fin del mundo: juicio en el que, al final de todo, cada individuo debe dar cuenta de sus obras, aunque ni Dios lo escuche. Elegí la forma de una larga oración, con cuatro comas gramaticales, las únicas necesarias ahí, para dar,  en la lectura misma, la sensación de ahogo y castigo.


Juan Murillo:


1-Darme cuenta recientemente de que mucha gente no entiende lo que lee y de que no tiene claros los estándares culturales que permiten la sociedad en la que vivimos. Para que el mundo que conocemos y queremos acabe no hace falta mucho más que un par de cambios. Los sistemas complejos son notoriamente frágiles y entre esos sistemas está el cultural, que se basa en una serie de principios y en un cierto discurso en ausencia de los cuales no puede existir. No es bueno darlos por sentado, y cuando no están, o cuando son sustituidos subrepticiamente por versiones falsas es bueno hacerlo notar y combatirlo, si uno no desea que el mundo en el que vive se acabe.

2-Baste decir que sucede en el CENAC en donde un grupo de personas de buenas intenciones se propone proteger a los poetas y sus libros de hordas invasoras que pretenden destruirlos durante un colapso del orden público.


Amanda Sofía Solano:


1.Para escribir el cuento me base en ciertos eventos que suceden en nuestro país que en los últimos años han sido recurrentes y en la necesidad que muchas veces se crea en la sociedad de saber cuándo se va acabar el mundo y con esto darle importancia a ciertos eventos que muchas veces son casualidades

2. Una joven periodista sin mucho conocimiento en el ámbito laboral, empieza a trabajar en un periódico nacional, con la suerte ola desgracia de predecir una serie de eventos simples en sus artículos, llegando al punto de ser esta fama aprovechada por el editor para convertirla en una Adivina Maya. Una simple historia llena de sarcasmo que muestra nuestra realidad nacional.


Marcela Solano:


1-Mis cuentos no son algo que me propongo a escribir. Simplemente ellos nacen de una idea que se desarrolla toda de una sola vez.

“Un día en mi vida”, nació hace mucho tiempo en momentos muy tristes por los que estaba pasando… recuerdo poco de la idea inicial pero creo que me puse a pensar: ¿qué pasaría si el mundo,  como lo conocemos, simplemente se acabará? ¿Dónde jugarán los niños (como dice Maná)? ¿Qué verá un niño en un mundo “roto”…?

2-Argumento: ¿Cómo será la vida de las personas en un mundo tóxico? ¿Cómo será vivir en túneles el resto de la vida?, no tener agua ni comida…

¿Qué les pasó a las plantas? ¿Y cómo nos podríamos curar si ya no hay con qué? ¿qué esperanza hay en un planeta destruido…?

Esa es la vida de Enrique, un niño pequeño que vive solamente con su papá en un lugar lleno de radiación donde hasta respirar en peligroso…

Si quiere acompañar a Enrique no olvide su tanque de oxígeno…

 

José Pablo Morales

 

1- ¿En qué se basó para escribir su cuento?

El tema de la mortalidad e inmortalidad me llama mucho la atención ya que tiene mucho que ver con la realidad y la fantasía, el deseo y la angustia; es un tema muy humano y que genera mucho morbo por lo tanto engancha fácilmente al lector. Por ser mi primer publicación deseaba disfrutarla y hacer que el publico la disfrutara, espero haberlo logrado.

> 2- ¿Cuál es el argumento del cuento, y cómo lo explicaría de forma tal que invite su lectura a  los lectores?
_
Narra una vida muy larga que refleja los deseos y excesos de la humanidad y el proceso de degradacion que estos conllevan. La pregunta sería: ¿realmente es necesario, vale la pena seguir? ¿o lo mejor, lo natural es que todo cambie, que todo acabe?

 

Sergio Arroyo

 

¿En qué se basó para escribir su cuento?

El argumento se basa en un accidente que sufrí en San José centro el año pasado, que me mantuvo varios días sin poder ir a trabajar.

2- ¿Cuál es el argumento del cuento, y cómo lo explica el autor para invitar a los lectores?

Trata de un hombre común y corriente a quien un día le sucede un hecho muy banal, un pequeño accidente en el que se golpea su pierna. Pero con el paso del tiempo el pequeño problema se agranda hasta llegar a un desenlace en el que no se sabe si el hombre se muere o el mundo se acaba o si simplemente está soñando y reviviendo de nuevo su accidente.



Actualizado (Miércoles, 06 de Junio de 2012 16:34)

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar